03 agosto 2010

El Proyecto TICO en Heraldo de Aragón.

¡Vaya sorpresa! Aunque ya lo sabía... ;)

Hoy, en el Heraldo de Aragón, aparece un reportaje sobre el Proyecto TICO, que, por cierto, ya se está convirtiendo en un herramienta básica para elaborar tableros de comunicación y actividades para usuarios con necesidades de comunicación aumentativa y alternativa.


El contenido del artículo es muy correcto, aunque no han puesto la dirección de la página en Internet (aparece en la edición impresa). De todas formas, ya he escrito un comentario respondiendo a una lectora que preguntaba dónde estaba colgado :)

Pero lo que más me ha gustado es... ver a Joaquín y a Carolina en la foto. Ellos son los verdaderos protagonistas. Y es que, además de ser dos profesionales fantásticos (ya sabéis que no os hago la pelota), son dos ejemplos a seguir. No os imagináis la suerte que tenemos algunos de poder compartir momentos de trabajo con ellos y, sobre todo, de aprender a ser mejores personas.

Me he fijado en la foto y he visto que el proyecto que aparece en la foto es el "Yo quiero..." de mi colega Conchita Marín y el tablero de comunicación, que enseña Carolina, también lo conozco... ;)

Aquí, copio y pego el artículo del Heraldo (edición web) para que quede constancia:

"Un proyecto universitario facilita a los discapacitados comunicarse sin hablar
P. CIRIA. ZARAGOZA 03/08/2010 a las 06:00

Un grupo de siete estudiantes de la Universidad de Zaragoza ha desarrollado durante los últimos cinco años un sistema que permite a los niños discapacitados comunicarse e interactuar con su entorno sin necesidad de hablar. Con él, el menor puede construir frases con solo apretar una tecla o un pulsador e, incluso, puede conectar la radio o apagar la televisión con ese sencillo ‘clic’. El proyecto está colgado en internet y es de acceso gratuito. Desde que se terminó hace cuatro meses ha sumado ya más de 1.800 descargas de distintas comunidades y de países como Argentina o Estados Unidos.

Este sistema -llamado Tico- ha nacido gracias a la colaboración del departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas del Centro Politécnico Superior y los profesionales del colegio de educación especial Alborada. Las dos partes han unido experiencias para desarrollar herramientas de apoyo a personas con limitaciones físicas o psíquicas y han dado forma a Tico. Pero, ¿cómo funciona esta aplicación?

Se basa en unos cuadernos con pictogramas que en el colegio Alborada utilizaban para que los niños con dificultades para comunicarse se hicieran entender. En estos librillos, aparece, por ejemplo, dibujado un vaso de agua. El menor lo señalaba para indicarle a la profesora que tenía sed. El problema es que estos pictogramas eran limitados y que a determinados niños con problemas de movimiento les resultaba muy complicado pasar las páginas sin ayuda.

Tico digitaliza esa galería de dibujos en la que ya hay más de 10.000 (elaborados por Sergio Palao para el Centro Aragonés de Tecnologías para la Educación) y salva el problema del límite de pictogramas. Además, estos se pueden ver en una pantalla y el niño pasa de unos a otros o los selecciona bien apretando una tecla del ordenador, bien con un pulsador colocado, por ejemplo, junto a la cabeza (como si fueran unos cascos, por ejemplo). El mecanismo depende de la movilidad que tenga el pequeño. “Se puede hacer un traje a medida para cada niño”, comenta Joaquín Ezpeleta, director del departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas de la Universidad de Zaragoza y de la herramienta Tico.

“De este modo, un niño puede seleccionar un vaso de leche y unas galletas para decir lo que quiere desayunar simplemente ladeando la cabeza para darle al pulsador. El ordenador transforma en sonido lo que ha elegido el niño. Es un avance para los menores con poca movilidad”, explica Carolina Palacio, estudiante de Ingeniería Informática que ha culminado la aplicación Tico como parte de su proyecto fin de carrera.

La aplicación puede configurarse también para que los pulsadores sirvan para apagar las luces o encender la televisión o bajar las persianas, por ejemplo. En este caso, un ‘hardware’ (desarrollado por e grupo tecnodiscap del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón) emitiría la orden a un receptor que se habría colocado en la televisión y que haría que esta se encendiera.

“Tico permite que cualquier familia se lo descargue, lo use y lo adapte a sus necesidades”, cuenta Ezpeleta. El proyecto está ya en la red y se trabaja con el Departamento de Educación para conseguir recursos con los que mantenerlo. “Esperamos que algún alumno se anime a seguir con él y alguna institución a financiarnos”, añade el director del proyecto".


Por cierto, Carolina ya es ingeniera y algún día, os contaré "en privado" la nota que le pusieron en la defensa de este Proyecto Fin de Carrera. ¡Lo hizo genial!

Así que os animo a toda la gente que estéis estudiando esta rama de Ingeniería Informática y de Sistemas y que queráis desarrollar un Proyecto Fin de Carrera, relacionado con el mundo de la discapacidad, a que os dirijáis a la página de Joaquín Ezpeleta, director del Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas del CPS de la Universidad de Zaragoza, y elijáis uno de los dos proyectos en los que trabajaremos conjuntamente.


Seguro que serán dos nuevas ayudas de gran valor para mejorar la calidad de vida de muchas personas :)

2 comentarios:

Isa dijo...

Me he alegrado mucho al ver a Joaquín y a Carolina presentando su proyecto en el Heraldo.
Después de tantas horas de trabajo, empeño y dedicación han conseguido un trabajo excepcional.
Trabajar junto a ellos ha sido una experiencia muy enriquecedora.
Les doy mi enhorabuena.

Beatriz dijo...

Siempre es genial oir hablar de TICO.
Enhorabuena!!
Espero que mucha más gente siga trabajando en el proyecto, realmente es una gran experiencia colaborar en la mejora de TICO.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...